Nuestros residentes de Eleam Playa Ancha tuvieron una navidad muy acompañados y con mucha alegría y amor. Una rica cena, celebración hasta con el viejito pascuero, además de los hermosos regalos de las señoras de la Parroquia San Vicente; unas lindas botas hechas con sus propias manos, las que contenían cremas y wipes.

Lo más importante; no sentirse solos y estar felices por todo el cariño recibido.