Una de las mejores terapias para las personas, es el contacto con la naturaleza. Y en nuestra región existen muchos lugares hermosos para recorrer. Uno de ellos es el Jardín Botánico de Viña del Mar; este fue escogido por nuestras cuidadoras del ELEAM Refugio Playa Ancha, donde nuestras personas mayores ¡hasta jugaron fútbol! Un lindo día que recordarán.😄❤